El poder de las infografías perfectas contado con una infografía perfecta

El poder de las infografías perfectas contado con una infografía perfecta

“Leer es aburrido. Ver elementos gráficos es entretenido.”

Esta frase, sacada de contexto, puede parecer demasiado fuerte. Leer puede ser uno de los mayores placeres de la vida. Pero entonces estamos hablando de leer por devoción, no por obligación. Y creo que todos estaréis de acuerdo que leer informes pesados, llenos de datos sí es aburrido, ¿verdad? Y si, además, incluimos la variable tiempo del que disponemos… entonces, podemos afirmar que a cualquier persona que le ponen un largo texto lleno de cifras, primeramente lo leerá entrelineas y solamente se detendrá en aquellos puntos que considere más importantes.

Esta es la función principal de las infografías, convertir estos datos en esquemas, muy visuales y, sobre todo memorables.  Los seres humanos somos visuales. El 90% de los datos que nuestro cerebro procesa son visuales. Por lo tanto, presentar los datos de una forma gráfica marcará la diferencia para conseguir el ansiado “engagement” con tus lectores.

¿Por qué una infografía?

Vamos a ver algunos datos, ¿Con qué representación de los mismos te quedas?

  • El 80% de los usuarios clicará antes en una infografía que en un artículo.
  • En los negocios online, las infografías pueden incrementar la tasa de conversión hasta un 12%
  • Los humanos pueden procesar una imagen en 250 milisegundos.
  • Los datos en infografías pueden recordarse hasta un 400% más que los mismos datos en texto.

 

¿Qué es una infografía?

Una infografía es una representación visual de información y datos. Se trata de una herramienta efectiva para presentar datos y explicar problemas complejos de una manera que puede conducir rápidamente a una mejor comprensión. Una infografía es:

  • Una visualización rica de datos de una historia.
  • Una herramienta para educar e informar.
  • Una forma de crear conciencia de marca.
  • Un elemento viralizador de tu mensaje.

 

¿Cuál es el origen de las infografías?

Las pinturas rupestres, los jeroglíficos egipcios, los mapas de la Edad Media, los primeros gráficos del S. XVIII, incluso algún famoso cartel del S.XX podrían considerarse el origen de las infografías. Pero nosotros (no sé si influenciados por la pasión que sentimos por el marketing deportivo) preferimos tomar la fecha de 1972, cuando Otl Aicher diseñó los pictogramas para los Juegos Olímpicos de Munich.

Estos pictogramas simplificados se convirtieron en una forma universal de comunicación, dando origen a lo que hoy se conoce como infografías. Pero, sin duda, la llegada del S.XXI, de Internet y del Big Data, ha hecho que esta herramienta se convierta en un elemento viralizador de datos imprescindible a día de hoy por la gran cantidad de datos que procesa una persona cada día.

 

 

¿Qué hace buena una infografía?

  • Elementos gráficos simples: Un mapa, una forma geométrica, un camino, … son figuras que nuestra mente reconoce muy rápidamente y, por eso, son la base de la gran mayoría de las infografías. Gracias a estos elementos, los números y las cifras quedarán claramente identificados.
  • Datos adecuados: Es necesario seleccionar correctamente los datos que vamos a mostrar. No todos los datos son necesarios, ni todas las organizaciones necesitan los mismos datos, incluso dentro de un mismo sector. Por lo tanto, es de vital importancia limpiar el trigo de la paja.
  • Simplicidad: Cuantos más detalles, datos, figuras y otros elementos incluyas en tu infografía, más difícil se hará procesarla. Ve al grano. Menos es más.
  • Adaptación al medio: No es lo mismo mostrar una infografía en un papel que en una pantalla. Adapta los formatos. Incluso para una misma infografía puedes realizar varias piezas.

 

¿Estás preparado para crear tu primera infografía?

Puedes responderte estas 5 preguntas:

  • ¿Tienes todo el material que necesitas? Una infografía es un medio perfecto para definir con claridad el mensaje que quieres trasmitir a tu Buyer Persona. A veces, mediante el lenguaje, no conseguimos hacer llegar este mensaje de forma clara. En cambio, con elementos visuales, nuestro potencial cliente puede entenderlo a la perfección.
  • ¿Tienes al menos 5 datos o 5 grupos de datos para mostrar? Ni mucho ni poco. Al igual que tenemos que seleccionar y desechar datos con el fin de mantener la limpieza y la simplicidad, también tenemos que alcanzar un mínimo capaz de hacer llegar a nuestro Buyer Persona una historia sobre nuestra marca o producto.
  • ¿Conoces realmente a tu audiencia? ¿Conoces lo que les preocupa? Conoces sus necesidades? ¿Conoces su deseos? ¿Y sus prioridades? Igual que cuando tratamos de posicionar un contenido buscamos las palabras clave, a la hora de diseñar una infografía  haremos lo mismo. Esto es, ayudar a nuestros potenciales clientes.
  • ¿Cuál es tu objetivo final? ¿Quieres rentabilizarla o  quieres que sea informativa? ¿Quieres conseguir leads de calidad o quieres que los usuarios la compartan? Los datos y la estructura de una infografía serán diferentes en función de lo que quieras alcanzar.
  • ¿Cómo la vas a distribuir? Para conseguir adaptarla a los medios como hablábamos anteriormente, antes de ponerte a diseñar tu infografía tienes que tener claro cómo vas a hacerla llegar al taget correspondiente. Mediante qué canales la difundirás y en qué plataformas se encuentra tu Buyer Persona.

4 trucos para tener éxito con tu infografía

  • Cuenta con ayuda: De no ser que estes muy acostumbrado a trabajar con programas de diseño gráfico, una agencia te ayudará a definir todos los puntos anteriormente mencionados. Y si se trata de una agencia de Inbound Marketing, además, te ayudará a orientarla de una forma amigable que facilirará la vida de tu Buyer Persona y conseguir así resultados.
  • Elige un hilo conductor: Puede ser una cronología, una serie de secciones o de preguntas, una gama cromática, una linea,… Lo que quieras, pero haz que el lector vaya avanzando por la infografía como si de un juego de descubrir el tesoro se tratase.
  • Establece un tema o estética general: Desarrolla elementos visuales en concordancia con tu marca y tu identidad corporativa. Esto ayudará a tu público objetivo a tenerte más presente a la hora de ver la infografía.
  • Evita los efectos especiales: Utiliza gráficos y formas simples y planas (en diseño gráfico “flat”), destaca los números con negritas y tamaños exagerados, utiliza diferentes tipografías y un hilo conductor. Pero intenta evitar las sombras, los 3D, y cualquier otro elemento innecesario.

 

 

Como ves, las infografías son una forma efectiva de ofrecer determinada información, mejorar el conocimiento de tu marca, motivar al usuario a la acción y mejorar el “engagement”. Sea cual sea el objetivo, y la forma en que presentes los datos, mediante las infografías mostrarás tu mensaje y tus datos de una forma mucho más memorable e incitarás a tu audiencia a compartirlos.

Descárgate aquí la infografía perfecta completa.

Si te ha gustado este post, no dudes en compartirlo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Post escrito por:

Descarga ahora la infografía completa
New call-to-action

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on facebook

Etiquetas

Síguenos